¿Vienes o vamos?

¡Hola! ¿Qué tal vas?

Se acaban las vacaciones de verano y empezamos una nueva “temporada” que además se presume difícil y dura.

Para afrontar esto, te propongo un reto que además pretende servirte para sobrevivir en este entorno que nos ha tocado. No es fácil, pero tampoco es imposible, eso sí, solo es para valientes. Si quieres saber de qué va, sigue leyendo.

Nota: lo que vas a leer sirve tanto para entornos empresariales, como personales y/o familiares. Cada uno que tome lo que le resuene.

Te propongo que hagas un pequeño cambio en tu punto de vista y que salgas de tu individualidad, de la de tu equipo, de la de tu departamento y de la de tu silo y que tomes conciencia de que perteneces a un sistema, a una organización de carácter superior. ¿Ves? Así dicho no parece tanto.



Te reto a que recuerdes que tu labor, por insignificante que parezca, es imprescindible para todos. Imprescindible.

Y además te propongo que lo recuerdes tú y que se lo hagas recordar a todos. Sobre todo, si tienes la misión de liderar o conducir a un equipo. Decía Peter Senge que hay pocas fuerzas más poderosas que la de la visión compartida.

¿Te atreves? Si contestas que sí,  te voy a dar algunas pistas que te ayuden a conseguir este reto:

  • Responsabilidad.- Da confianza a tu equipo y dales poder para tomar sus propias decisiones. Haz ese difícil ejercicio que se llama delegar, pero no olvides, que se delegan tareas, pero no responsabilidades. ¿Todavía le sigues pelando las manzanas a tu hijo, con 16 años, por miedo a que se corte?
  • Empatía.- Sé sensible ante las necesidades personales de cada miembro de tu equipo. No podemos construir una vision común si descuidamos las personales.
  • Comunicación.- Asegúrate de que el mensaje que se ha entendido es el que quieres transmitir. Eso de “solamente soy responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes” es una falacia muy dañina y egocéntrica (¡niño, la boca!)
  • Valores.- Cada persona tiene los suyos, pero más aún cada equipo, cada empresa también los tiene. ¿Los conoces? ¿Los conocen? ¿Son algo etéreo? ¿Son eso que todo el mundo sabe pero nadie nombra? Recuerda, que es imposible hacer nada que vaya contra nuestros valores, tanto individuales como de grupo.
  • Relaciones.- Trabaja las relaciones con tu equipo. Con el resto de equipos. Con el resto de departamentos. Con tus clientes. Con tus colaboradores. Y haz que todos sean partícipes de esas relaciones. ¿Los miembros de tu equipo saben como se llama vuestro cliente, la persona que lee sus informes? ¿Conoces los nombres de los amigos de tus hijos?
  • Escuchar.- Escucha. Escucha y escucha con humildad. Siento decirte que ni eres tan listo, ni lo sabes todo, y que cualquiera puede darnos una lección. Por eso están contigo, porque son capaces y valiosos. Escucha sin juzgar ni cuestionar todo lo que tienen que decir.

Ese es mi reto. ¿Vienes tú solo o vienes junto a todos?

Haz de hoy un feliz día.




#talento #liderazgo #desarrollo #softskills #gestiondeequipos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s