Aprender de nuestros hijos

Me gusta llevar a mis hijas al colegio por las mañanas. Despedirlas con un beso y con un “pásatelo bien y disfruta”. Es uno de esos pequeños placeres que hacen que la vida sea como es.

Disfruto viendo desde un lugar discreto cómo ellas se van juntando con los demás niños, cómo se saludan, como si hiciera años que no se ven, cuando estuvieron juntos hace apenas unas horas, cómo se respetan entre ellos, cómo tienen sus códigos, sus normas y cómo establecen sus relaciones.

Imagen de peterjamesanthony

Me gusta ver cómo la vida va creciendo entre ellos y cómo va tomando forma.

El otro día después de dejarlas y volviendo al coche para ir al trabajo, me crucé con otro padre. Iba con su hija pequeña y llegaba tarde. Sin embargo eso le daba igual, pues llevaba a la niña en hombros, jugando, gastándole bromas y divertidos los dos. Se les veía en la cara. Los dos muertos de risa. Disfrutando de esa vida.

No pude evitar sonreir, ni preguntarme casi automáticamente qué nos pasa, desde que dejamos a nuestros hijos en el cole, hasta que llegamos al trabajo. Qué nos pasa en ese trayecto en coche, andando o en autobús, que nos olvidamos de toda esa alegría, se nos pasan las ganas de disfrutar y nos volvemos gilipollas. Qué nos debe pasar que perdemos esa alegría de vivir, o al menos la escondemos. Qué nos ocurre al ponernos un uniforme, un traje, o ese estilo business casual, que parece que se nos olvida que hemos venido al mundo a divertirnos.

Y sobre todo ¿qué nos pasa, que nos olvidamos de aprender de nuestros hijos?

2 respuestas a “Aprender de nuestros hijos

  1. Qué bonitas palabras ❤ así es, creo que hay mucha gente que a lo largo de su vida ha ido olvidando a su niño interior… que tristeza! Creo que es lo peor que le puede pasar a un@. Y muchas veces las circunstancias del día a día, los problemas en el trabajo, familia, el llegar a fin de mes, el estrés… hacen que se vaya borrando esa sonrisa en ese trayecto que mencionas… hasta finalmente olvidarse el niño interior. Es muy importante mantenerlo vivo. Y esa nueva oportunidad de revivirlo nos la dan nuestros hijos❤ Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder a Francis Selva Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s