El Coaching para mi ha supuesto principalmente, un proceso a través del cual clarificar mis propios objetivos. Fue como hacer “click” a un interruptor que me puso en acción. Asimismo ha supuesto entender que lo que yo misma quiero está basado en unos valores sobre los que deseo caminar; y por tanto, cuando camino en otra dirección surge el malestar, pues me pierdo. Además algo que también me aportó el Coaching es entender que muchas veces pensamos que sabemos lo que queremos pero sin embargo no lo teníamos tan claro, o al menos, no seguía el camino que me podía llevar a alcanzarlo. Por ello, la mirada externa de un experto como el coach, Francis, me ayudó a descubrir otras “teclas” que no estaba tocando, ¡y así la música empezó a sonar en sintonía! Por todo ello recomiendo el Coaching especialmente a personas que se sientan estancadas puesto que lo que más me impactó del coaching fue cómo me clarificó y movilizó hacia mi objetivo.

― Rosa M. Q.Q.